Breve Curriculum

Miguel Toro Bonilla es doctor en Ingeniero Industrial por la Universidad de Sevilla y catedrático del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la misma universidad.



Ha desempeñado un papel relevante en la puesta en marcha y de los estudios en Informática en la Universidad de Sevilla. Con este fin ha desempeñado varios cargos de responsabilidad en la universidad hispalense: Subdirector para Informática de la Escuela Universitaria Politécnica, Subdirector para Informática de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales con el encargo de la puesta en marcha del segundo ciclo de Licenciado en Informática, Vicedecano de Investigación de la Facultad de Informática y Estadística.



Ha sido el Director del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos durante los primeros años de su creación. En esta dedicación ha colaborado de forma muy activa en el diseño de las asignaturas de los estudios de informática relacionadas con el software. Ha puesto en funcionamiento el grupo de investigación Sistemas Informáticos. Este es hoy un grupo consolidado que trabaja en Ingeniería del Software e Inteligencia Artificial. Sobre estos temas ha dirigido 20 tesis doctorales y publicado varias decenas de artículos en congresos internacionales, nacionales y revistas de prestigio. Ha pertenecido a varias redes europeas de excelencia y ha dirigido varias redes nacionales de investigación.



Ha sido director de la Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación (OTRI) de la Universidad hispalense. Su trabajo se ha centrado en incentivar la transferencia de tecnología hacia la empresa buscando nuevos métodos para incentivar la relación de los universitarios con el sector empresarial. En esta dedicación ha puesto en marcha diferentes iniciativas relacionadas con la creación de Empresas de Base Tecnológica ligadas a la actividad de grupos de investigación universitarios e instrumentos para agilizar la gestión de los proyectos donde colaboran empresas e investigadores de la universidad.



En los últimos años ha desempeñado el cargo de Director General de Investigación, Tecnología y Empresa de la Junta de Andalucía. En este puesto ha colaborado en la puesta en marcha de diversos centros tecnológicos, la creación de Parques Tecnológicos y la potenciación de la I+D+i en Andalucía.



Es colaborador de diversas Agencias autonómicas y estatales en la evaluación de proyectos de I+D+i, Institutos de Investigación y de la actividad investigadora en general. En particular ha tenido un papel activo en la Agencia Andaluza de Evaluación de la Calidad y Acreditación Universitaria (AGAE).



Ha sido Presidente de SISTEDES (Sociedad Española de Ingeniería del Software y Tecnologías de Desarrollo de Software) y Vicepresidente de la Sociedad Científica Informática de España (SCIE). Ha sido miembro del Consejo Asesor de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y la Acreditación (ANECA).

Ha sido Presidente de la Sociedad Científica Informática de España (SCIE).

Ha recibido el Premio Sistedes 2011, otorgado por Sistedes, en reconocimento a su labor de promoción y consolidación de la Informática en España.

Ha recibido en el Premio Fama de la Universidad de Sevilla en 2012 en la Rama de Ingeniería y Arquitectura en reconocimiento al papel clave que ha desempeñado en el desarrollo de la Informática en la Universidad de Sevilla y en España.









jueves, 5 de septiembre de 2013

Ética y Profesión Informática

Una profesión es una actividad humana social mediante la cual se presta un servicio específico a la sociedad de forma institucionalizada.

Los profesionales forman con sus colegas un colectivo, normalmente un colegio profesional o alguna organización similar, que obtiene, o trata de obtener, el control monopolístico sobre el ejercicio de la profesión. Pero, a cambio, deben hacerse responsables ante la sociedad de los productos que diseñan. Esto obliga al Estado a regular la práctica de algunas profesiones para aseguran la seguridad de los ciudadanos y la calidad de los servicios prestados por los profesionales. Son las denominadas profesiones reguladas: Médicos, Abogados, Ingenieros, etc.

Los científicos no tienen que ser regulados porque son fundamentalmente responsables ante otros científicos. Los ingenieros, y las profesiones reguladas en general, tienen que ser regulados, ya que son principalmente responsables ante el público, ante los usuarios.

Para que una profesión regulada desempeñe adecuadamente su papel debe estar perfectamente definido lo que la sociedad espera de cada uno de sus profesionales y, en consecuencia, lo que puede exigirles.

Para la madurez de una profesión debe estar perfectamente definido quién es el responsable de  los productos diseñados. Quién es el responsable antes los usuarios. La informática como profesión será cada vez más madura en la medida que existan mecanismos para definir las responsabilidades de cada uno.

Un Ingeniero Informático, si pretendemos que la profesión informática esté cada vez más madura,  debe ser responsable de producir productos adecuados para ser usados y tiene que ser responsable de la calidad de esos productos antes los usuarios finales. Esa idea central debe enseñarse en los Grados de Ingeniería Informática.

Unas ideas adicionales pueden encontrarse en Ética y Profesión Informática y la conferencia Informática: Ingeniería, Ética y Profesión pronunciada en la Universidad de Jaén con motivo del Día de la Ingeniería

No hay comentarios:

Publicar un comentario